Guía Cuidar y Cuidarse

Fecha: 
30/05/2018

 
Aprender a cuidar es algo que vamos aprendiendo a través de la experiencia, de cada error y de cada acierto.
 
Cada persona es distinta a otra, y por tanto, cada cuidado debe adaptarse a las características y circunstancias de esa persona.
 
Cuidar de una persona que no puede hacerlo sola, es una tarea difícil y cansada. Por eso hay que prepararse, “entrenarse” física y emocionalmente, para que no afecte a nuestra salud.
 
Para cuidar a otra persona en las mejores condiciones, tenemos y debemos cuidar también de nosotros y nosotras: “Cuidarse para cuidar”.
 
El objetivo de esta guía es ofrecer una serie de pautas y herramientas para cuidar de manera personalizada y tratando de fomentar la máxima autonomía e independencia en las personas que cuidamos.
 
A lo largo de las páginas que siguen tratamos de facilitar tanto el cuidado propio, es decir, tu autocuidado, como mejorar el que prestas a la otra persona porque, para cuidar bien, es imprescindible empezar por cuidarse a una misma, a uno mismo.